Parques y Areneros

Los areneros infantiles que encontramos en guarderías, colegios, parques públicos, zonas de juego... pueden verse contaminados con microorganismos, material orgánico o inorgánico y parásitos procedentes de excrementos de animales como perros, gatos y pájaros.

La toma de muestras de arena y posterior análisis en laboratorio resulta fundamental para averiguar si se cumplen las exigencias higiénico-sanitarias establecidas en las Normas de Prevención y evitar los potenciales riesgos derivados de un incorrecto mantenimiento.