Parques Infantiles

Únicamente mediante auditorías in situ de las áreas de juego infantiles puede garantizarse la seguridad de los niños que juegan en ellas.

 

Los areneros situados en los parques a menudo están contaminados por material orgánico, inorgánico, microorganismos y parásitos procedentes de defecaciones de animales, y las deficiencias en el mobiliario urbano suelen ser las responsables de accidentes en los mismos.

 

ITABE realiza un estudio de estos recintos en el que se incluye un informe de auditoría, verificación de la higiene y del cumplimiento de la normativa referente al mobiliario urbano junto con un informe del análisis microbiológico/parasitario de la arena presente en los areneros de juego.