Calidad Aire Interior

La calidad del ambiente interior está cobrando cada vez más importancia y cada día se dispone de más información para prevenir las enfermedades que pueden derivarse de ella.

La carga microbiana (bacterias y hongos) y de contaminantes (CO, partículas en suspensión, NO2)  presente en determinados ambientes interiores tienen un potencial impacto negativo sobre la salud de sus ocupantes, como infecciones, reacciones alérgicas, cuadros de asma, efectos tóxicos, etc.

Los sistemas de climatización en particular pueden llegar a convertirse en lugares ideales para el crecimiento y la propagación de los microbios, ya sea en:

Residencias particulares
Oficinas
Naves industriales
Etc.

Es por ello que resulta fundamental valorar el estado higiénico de las instalaciones como actuación de prevención ante alteraciones que disminuyan la calidad del aire interior.