Algo fundamental para poder llevar a cabo los diferentes procesos analíticos en el laboratorio y que garanticen unos resultados fiables es tener unos conocimientos previos de cómo realizar la recogida de las muestras.   Para ello nos regimos siempre por la normativa vigente y los documentos internos de calidad que nos marcan las pautas para llevarla a cabo: desde los puntos críticos donde proceder, el método particular de recogida, la frecuencia y la forma correcta de transportarlas.   También tenemos que tener en cuenta otros aspectos muy importantes para que nuestra muestra pueda ser analizada posteriormente; debe ser representativa respecto al conjunto, recogida en condiciones de asepsia (siempre usaremos guantes y material esterilizado), en cantidad suficiente para que se puedan realizar los análisis correspondientes y conservadas y transportadas de forma adecuada.   Todas las muestras ya sean de aire, agua, arena, superficies o alimentos, deben estar perfectamente rotuladas con su etiqueta de identificación, marcando una serie de parámetros como por ejemplo el punto exacto de la instalación donde hemos recogido la muestra o la fecha de la toma.   Estos datos nos servirán para tener bien identificadas las muestras, y en caso de ser necesario, tomar las medidas correctoras oportunas allí donde corresponda.   Desde ITABE ofrecemos la formación necesaria para que todas aquellas entidades personas colaboradoras o clientes que puedan estar interesadas adquieran los conocimientos exigidos de una forma sencilla y práctica.   El curso de Recogida de Muestras está especialmente indicado para empresas mantenedoras de todo tipo (control de plagas, jardinería, limpieza, ingenierías, etc.).